TiendaLibro | Bienvenidos

La explosión destruyó las fábricas, las tiendas y los hogares y mató a 74.000 personas mientras que hería a otras 75.000. Las dos bombas atómicas señalaron el final de una guerra global, pero para las decenas de miles de supervivientes fue el comienzo de una nueva vida marcada con el estigma de ser hibakusha (afectados por la bomba atómica). Susan Southard ha pasado una década entrevistando e investigando las vidas de los hibakusha, y las crudas y emotivas declaraciones de testigos oculares. Sus testimonios reconstruyen los días, meses y años posteriores al bombardeo, el aislamiento hospitalario y la recuperación, la dificultad de volver a entrar en la vida cotidiana y el perdurable impacto de haber sufrido un ataque nuclear y sus secuelas. El poder de Nagasaki reside en el detalle de las historias de los supervivientes, ya que las muertes continuaron durante décadas debido a la contaminación por la radiación, que causó varias formas de cáncer. Íntimo y compasivo, basado en una profunda investigación histórica, Nagasaki desvela el hasta ahora oculto padecimiento soportado por los hibakusha debido a la censura de las fuerzas de ocupación y a la campaña de justificación que llevó a cabo el Gobierno de Estados Unidos.

Nagasaki | Susan Southard | Capitan Swing
$1.490,00
Cantidad
Nagasaki | Susan Southard | Capitan Swing $1.490,00
Entregas para el CP: Cambiar CP

Conocé nuestras opciones de envío

La explosión destruyó las fábricas, las tiendas y los hogares y mató a 74.000 personas mientras que hería a otras 75.000. Las dos bombas atómicas señalaron el final de una guerra global, pero para las decenas de miles de supervivientes fue el comienzo de una nueva vida marcada con el estigma de ser hibakusha (afectados por la bomba atómica). Susan Southard ha pasado una década entrevistando e investigando las vidas de los hibakusha, y las crudas y emotivas declaraciones de testigos oculares. Sus testimonios reconstruyen los días, meses y años posteriores al bombardeo, el aislamiento hospitalario y la recuperación, la dificultad de volver a entrar en la vida cotidiana y el perdurable impacto de haber sufrido un ataque nuclear y sus secuelas. El poder de Nagasaki reside en el detalle de las historias de los supervivientes, ya que las muertes continuaron durante décadas debido a la contaminación por la radiación, que causó varias formas de cáncer. Íntimo y compasivo, basado en una profunda investigación histórica, Nagasaki desvela el hasta ahora oculto padecimiento soportado por los hibakusha debido a la censura de las fuerzas de ocupación y a la campaña de justificación que llevó a cabo el Gobierno de Estados Unidos.